Nosotros

Tanto que Contar…

Sin duda que tengo tanto que contar. Contarles por ejemplo que ya llevo 14 años ejerciendo esta digna profesión de periodista, tan solicitada y odiada a la vez; solicitada por quienes, con determinados intereses, nos buscan para la difusión de alguna información, y odiada por quienes se ven afectados con la publicación de nuestras noticias y comentarios.

En todo este tiempo, he vivido tantas cosas y he sido testigo, por ejemplo, de varios cambios de gestión regional y municipal. Recuerdo mi primera entrevista al gran maestro Efraín Paliza Nava cuando trabajaba sus últimos años en el Plan Copesco. Era en realidad una entrevista como parte de mis prácticas pre profesionales, pero fue la primera que me atreví a hacer sobre periodismo.

También recuerdo otra de mis primeras entrevistas al destacado sacerdote Mario Galvez Tió, con quien conversamos sobre la aparición de la virgen de Fátima a tres pastorcitos, o cuando tuve que elevar mi handy de Radio Universal para salir en directo con el Qosqoruna Daniel Estrada Pérez desde el pasaje Constancia, frente al local de Tv Sur, donde aguardaba a sus invitados para salir en vivo en la radio.

Como olvidar la vez que ingresé temeroso al penal de Quencoro a entrevistar a quienes purgaban carcelería y hacer un informe televisivo al ritmo de los Latin Brothers y su afamado tema “Virgen de las Mercedes, Patrona de los Reclusos”, o la vez cuando junto a mi compadre Jorge Vivanco nos atrevimos a llegar a pie hasta la zona arqueológica de Espiritu Pampa, en Vilcabamba-La Convención, para realizar otro informe periodístico sobre el último refugio de Manco Inca. Años después encontraron en el mismo lugar que pisamos los restos del señor de Vilcas y numerosos objetos de oro y plata.

Fueron, sin duda, experiencias maravillosas y únicas, pero también trágicas y dramáticas, como cuando cubría la toma de local de la Unsaac por estudiantes de Enfermería, de pronto escuché el chirrido de las ruedas de un vehículo que terminó embistiendo a una persona que cruzaba la Avenida de la Cultura de forma irresponsable y temeraria. Lamentablemente su cuerpo fue a parar a unos 20 metros del lugar del impacto, falleciendo de forma instantánea con el cráneo completamente destrozado. Fue la primera vez que vi morir a una persona.

Recuerdo con una facilidad extraordinaria la emoción juvenil que sentía cuando el año 2003 ingresé a trabajar a dos importantes medios de comunicación nacional: La República y RPP, desde donde informaba todo, absolutamente todo (obviamente aquellos que permitía el editor), desde artículos deportivos como el campeonato sudamericano obtenido por el Club Cienciano, hasta notas policiales como el alud y el desborde del Alccamayu en  Machu Picchu, a donde un grupo de periodistas cusqueños tuvimos que viajar a pie desde Ollantaytambo. Recuerdo que llegamos “casi muertos” caminando por la linea ferroviaria durante 9 horas. Nos auxiliaron en horas de la  noche cargadores frontales adaptados a la vía férrea desde el kilómetro 108.

Como olvidar mis “encuentros” con un pertinaz ex presidente regional que se empecinó en liberar los cultivos de hoja de coca. También recuerdo la vez que un grupo de enardecidos manifestantes del Sutep me agredió en la cabecera del aeropuerto Velasco Astete, por cuyo hecho terminé en observación del seguro social; y la arrogancia de un ex prefecto que rendido por la contundencia de mis denuncias periodísticas, se atrevió a cuestionar mi trabajo y hasta se dio la molestia de hacer llamar a determinados medios de comunicación televisivos para intentar afectar mi imagen y formación.

Pero la experiencia mas hermosas y maravillosa es la que vivo ahora, de la mano de la gran periodista cusqueña Yessica Rosario Bazalar Sequeiros, considerada hoy por hoy la mejor periodista cusqueña, por su objetividad y análisis crítico de la información, implacable contra todo acto de corrupción e injusticia. Con ella impulsamos el proyecto denominado Cusco En Portada Comunicaciones, con programas altamente sintonizados en la radio, la televisión y ahora con nuestro diario digital Cusco En Portada.

Será motivo de otro artículo las numerosas experiencias en las que nos hemos visto involucrados como Cusco En Portada, de hecho son numerosas, desde nuestros encuentros con estafadores, hasta autoridades locales corruptas que creen tener el poder de todo, por el solo hecho de manejar importantes recursos económicos.

P.D. Acabo de recordar mi despliegue a cubrir el Andahuaylazo o la vez que tomaron el Qoricancha y un grupo de periodistas quedamos atrapados mientras un contingente de efectivos policiales lanzaba bombas lacrimógenas. Recuerdo que junto a Carolina Zamalloa tuvimos que implorar nuestra salida porque nos moríamos asfixiados. Según Felipe Tapia, salimos de entre el humo de las bombas con espasmo y vomitando, con la garganta y los ojos inflamados. Terminamos tendidos en la explanada del Qoricancha hasta recuperarnos.

Carlos Carrillo Berveño.

  • Carlos Carrillo

    ¿Vale la pena correr el riesgo de una crisis ministerial por alguien que no vale la pena?

      Decidieron incrementar el riesgo por alguien que no vale la pena,...

    Yessica Rosario

    Los profesores tienen que implorar dialogar con la Ministra Martens, cuando los ha despreciado en todos los escenarios?

    Como han cambiado las pelonas. Ahora Pedro Pablo  Kuczynski, ministros y toda...

    Alberto García

    “Cuando llegue el Papa será un acto de justicia canonizar a Pedro Pablo Kuczynski”

      El señor Presidente de la República, doctor Pedro Pablo Kuczynski, ha...

    Pavel Valer

    El profeta pagano

    Hace varios años que Carlos Olivera Aguirre nos tiene acostumbrados a su...

  • Encuesta

    Evaluación del rendimiento de la selección peruana de fútbol
    ¿Cree que la selección peruana de fútbol clasifique al mundial de fútbol Rusia 2018?
  • Publicidad

Copryright © 2014 | CUSCO EN PORTADA DIARIO DIGITAL| Todos los derechos reservados
Diseñado por SKYNETCUSCO | Diseño de páginas web | Desarrollo de Sistemas | Comercio Electrónico.