No tenemos partidos, tenemos empresas políticas

lunes, 16 diciembre, 2019

No tenemos partidos, tenemos empresas políticas

Escribe: Carlos Carrillo Berveño

Si hay algo que ha quedado demostrado, en este circo electoral congresal, es que las cúpulas de todas las organizaciones políticas terminan designando a sus candidatos al Congreso de la República, ya sea por elección interna o elección de delegados; vale decir no dan posibilidad a gente nueva ni rostros nuevos. Entre ellos se reparten las candidaturas y actúan cual corruptos, al puro estilo de organizaciones políticas mafiosas y criminales que terminaron desaforadas del disuelto parlamento nacional.

A estas cúpulas, repletas de amiguísimos, compadrazgos y familiares, solo les interesa sus apetitos personales. No piensan en futuro ni en la milenaria tierra del Qosqo. No dan importancia a simpatizantes, ni invitados que, de hecho, obtendrían mejor votación que aquellos políticos «dueños» de partidos y movimientos regionales que no tienen ni ascendencia ni preferencia política, pero como se tratan de viejos militantes «tienen todo el derecho» de postular al Congreso.

Con esta mentalidad corrupta y de favorecimientos dentro de las cúpulas, terminan llegando al Congreso impresentables de la política, sinvergüenzas saqueadores del Estado, corruptos que solo buscan impunidad, procesados que pronto serán sentenciados alienados que terminan legislando a favor de grandes intereses económicos, gente sin camiseta cusqueña, menos con un buen discurso político que les permita defender a la hora de la hora los sagrados intereses de nuestra tierra.

En consecuencia aquí quienes fallan y traicionan la confianza del pueblo, son las organizaciones políticas que siempre nos presentan a gente corrupta como candidatos, todos ellos provenientes de sus cúpulas y no buenos ciudadanos que podrían ser escrupulosamente seleccionados, de acuerdo al perfil profesional que tengan, a su sapiencia, experiencia, liderazgo, empatía, simpatía, arraigo, valores, principios, consecuencia, y la constante defensa de los sagrados intereses de nuestra tierra para que fácilmente no terminen traicionando a la población.

En otras palabras, no tenemos partidos politicos, tenemos empresas políticas, con intereses particulares, con fines personales, que invierten para ganar, que negocian para lucrar, que cobran para inscribir candidatos, que lo primero que ven es la billetera del candidato, antes que su compromiso y sus ganas de trabajar por el desarrollo de la región desde el Parlamento, dictando leyes que favorezcan a los mas necesitados y buscando siempre la redistribución de la riqueza.

El Pueblo, para estas cúpulas corruptas, no existe cuando llegan al poder, terminan poniéndose a espaldas de sus electores, al punto que son capaces de estar en contra del adelanto de elecciones y del cierre del Congreso, pero son los primeros en inscribirse de candidatos apenas hay una convocatoria a elecciones. ¿No que estaban en contra? Deberían tener algo de dignidad organizaciones como el fujimorismo, el aprismo y sus aliados como Alianza para el Progreso del «filósofo» Acuña.

Así de triste está nuestra realidad política. Tanto se ha dicho que queremos renovación para estas contiendas, y seguimos viendo a los mismos mafiosos de las cúpulas corruptas de los partidos y movimientos regionales.
Escudriñemos bien por quién votar, no nos dejemos manipular por estas cúpulas, tampoco nos dejemos sorprender por camuflados que están arrimándose a determinadas organizaciones políticas. No votemos por los mismos de siempre, votemos por quienes tuvieron algo de suerte para romper las cúpulas y pudieron meterse de candidatos. De hecho que habrán, no serán muchos, pero allí estarán mostrándose de candidatos, sin mayor presupuesto para hacer propaganda, pero convencidos que sus ideales les llevarán al Congreso de la República.

Comparte con tus amigos: Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Otros Artículos

Deja un comentario

*

Lo más reciente

  1. La bravata del candidato de Acuña
  2. La suspensión era su condena
  3. No tenemos partidos, tenemos empresas políticas
  4. La insurgencia es un derecho reconocido al pueblo peruano en defensa del orden constitucional
  5. El fujimorismo cree haber ganado con la renuncia del presidente Kuczynski
  6. Ex candidatos presidenciales que apuntan directo a la reclusión
  7. ¿Vale la pena correr el riesgo de una crisis ministerial por alguien que no vale la pena?
  8. PRODER Cusco gastó cerca de 30 millones de Soles y no tiene una sola obra hecha
  9. Ollanta recibió dinero de Odebrecht, a la cárcel. Keiko recibió dinero de Odebrecht, no hay pruebas
  10. Ollanta recibió dinero de Odebrecht, a la cárcel. Keiko recibió dinero de Odebrecht, no hay pruebas
  • Carlos Carrillo

    La bravata del candidato de Acuña

      Cuando el Pueblo de MachuPicchu se levantó en contra de la...

    Yessica Rosario

    Turistas nacionales fueron trasladados a Lima en vuelo humanitario

      307 compatriotas fueron beneficiados gracias a gestión del Gobierno Regional del...

    Alberto García

    Precisiones en el mes jubilar de la Ciudad Imperial del Cusco

    Escribe: Alberto García 1.- El origen del Cusco se pierde en la...

    Pavel Valer

    La Casa de la Cultura, tercer año

      La creación de la Casa de la Cultura del Cusco fue...

  • Encuesta

    Coronavirus
    ¿Consideras conveniente ampliar la cuarentena para frenar el crecimiento del Coronavirus?
  • Publicidad

Copryright © 2014 | CUSCO EN PORTADA DIARIO DIGITAL| Todos los derechos reservados
Diseñado por SKYNETCUSCO | Diseño de páginas web | Desarrollo de Sistemas | Comercio Electrónico.