Algo debe cambiar

martes, 21 octubre, 2014

Algo debe cambiar

 

El pasado domingo recibimos los cusqueños una triste noticia, un integrante de la banda de músicos de la Policía Nacional del Perú, joven de 24 años de edad, se quitó la vida con un disparo en la boca utilizando su propia arma de fuego. El hecho ocurrió en un parque de la ciudad.

La definición de suicido se limita al acto por el que un individuo, deliberadamente, se provoca la muerte. Según la Organización Mundial de la Salud,  las enfermedades mentales, principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales; constituyen importantes factores de riesgo de suicidio. La misma fuente (Wikipedia) estima que las dos terceras partes de quienes se quitan la vida sufren depresión.

Más allá de las escalofriantes cifras que van en aumento  y las causas que originan la fatal decisión de acabar con la vida de uno mismo, nos debe llamar a reflexión el rol que cumplimos como vecinos, compañeros de trabajo,  amigos y familiares.

No concibo la idea de que una persona que está sumida en la más profunda depresión y que está a punto de acabar con su vida, no tenga contacto con alguna persona  que  pueda brindarle una sonrisa, un saludo afectuoso, unas palabras de aliento. Seguramente muchos dirán: vaya uno a saber si mi compañero de trabajo, de estudios o mi casero  tiene esos problemas;  uno no es brujo para saber los problemas de otros, con las justas tenemos aliento y energía para afrontar nuestros problemas.

Ese precisamente es el punto, vivimos en un mundo individualista, egoísta,  donde lo único que importa es nosotros, nuestros problemas, nuestros intereses, nuestro bienestar. Andamos ensimismados con nuestras preocupaciones de lo que pasó y pasará en el futuro y somos incapaces de regalar una sonrisa, responder un saludo de manera cordial, de preguntarle al compañero de trabajo como se siente, cómo afronta la separación con su pareja o la deuda difícil de pagar que tiene.

A tanto llega nuestra incapacidad de percibir el problema de otra persona que ni las instituciones ni empresas las perciben e identifican entre sus trabajadores, pese a que dentro de sus políticas en la mayoría se ellas, se promueve la cultura de paz, el trabajo en armonía, priorizando y velando por el bienestar de sus hoy llamados colaboradores.

Las oficinas de personal y recursos humanos no solo deben cerciorarse que el trabajador esté puntual y cumpla con todas sus obligaciones laborales, sino también identificar sus problemas, atender su salud mental con el especialista del área de psicología.

Frente a estos niveles de indiferencia alarmantes, algo debe cambiar en nuestra actitud y comportamiento. Dentro de nuestras instituciones, centros de trabajo, barrios, escuelas, tratemos o intentemos  ser seres humanos sensibles, amables, respetuosos, llenos de afecto y cariño, listos para compartir con las personas que nos rodean.

No seamos indiferentes, seamos comprometidos y apoyemos a quienes necesitan de nosotros. Una palabra de aliento y una expresión de afecto puede hacer retroceder los síntomas depresivos de una persona.

Yessica Rosario Bazalar Sequeiros

Comparte con tus amigos: Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Tags relacionados

Otros Artículos

Deja un comentario

*

Lo más reciente

  1. Hotel Cusco será local de vacunación contra el Covid-19 para adultos mayores
  2. También es hora de ‘vacunar’ a la sociedad contra la violencia y el acoso en el trabajo
  3. Bono de 760 Soles para trabajadores en suspensión perfecta que ganen hasta 2 400 Soles
  4. En Cusco 54 casos de Coronavirus y tan solo 4 muestras pendientes
  5. Turistas nacionales fueron trasladados a Lima en vuelo humanitario
  6. Sismo de 3.4 grados de magnitud soportó la región del Cusco
  7. Los profesores tienen que implorar dialogar con la Ministra Martens, cuando los ha despreciado en todos los escenarios?
  8. A los maestros del Perú les moviliza la necesidad y la dignidad
  9. A los maestros del Perú los moviliza la necesidad y la dignidad
  10. Espinar se respeta
  • Carlos Carrillo

    Organizaciones políticas mafiosas pretenden sacar provecho del caso vacunagate

    Que fácil es decir para los golpistas y voceros de organizaciones políticas...

    Yessica Rosario

    Hotel Cusco será local de vacunación contra el Covid-19 para adultos mayores

    La Comuna Central garantizará la adecuación del espacio, mientras que la Red...

    Alberto García

    Feriado Discutible

      Admito que no conozco qué servicio habrán prestado a la humanidad...

    Pavel Valer

    La Casa de la Cultura, tercer año

      La creación de la Casa de la Cultura del Cusco fue...

  • Encuesta

    Vacunagate
    Cómo califica el caso de las vacunagate en el que está involucrado el ex Presidente Martín Vizcarra?
  • Publicidad

Copryright © 2014 | CUSCO EN PORTADA DIARIO DIGITAL| Todos los derechos reservados
Diseñado por SKYNETCUSCO | Diseño de páginas web | Desarrollo de Sistemas | Comercio Electrónico.