Al final

viernes, 22 julio, 2016

Al final

Por: Alberto García Campana

En menos de una semana, el comandante Ollanta Humala dejará de ser presidente de la República. Habrá llegado a su fin uno de los regímenes más cuestionados desde dentro y desde fuera, pero también uno de los gobiernos más acosados y atacados desde la llamada “gran prensa” y desde las organizaciones empresariales, además, desde luego, desde las guaridas en las que acechan el fujimorismo y el Apra.

Ollanta Humala no tuvo siquiera un día de paz. Lo atormentaron desde el momento en que asumió la presidencia. Lo convirtieron en piñata. Uno tras otro se fueron yendo quienes debían resguardarlo. Los congresistas electos por su partido muy pronto abandonaron el barco y hoy son los mastines más feroces a los que tendrá que enfrentar desde el próximo jueves, cuando deje de ser mandatario.

No es este, sin embargo, un argumento para reclamar clemencia en favor de Ollanta. Muchos estamos convencidos que bien merecido se lo tiene la paliza que recibió cotidianamente, por su falta de coraje o mejor dicho, por su declarada cobardía para enfrentarse a los grupos de poder.

Entre la primera y la segunda vuelta del año 2011, el comandante sufrió una macabra mutación y poco o nada quedó de aquel candidato contestatario y antisistema. A los pocos días de haber asumido el mando, Humala se convirtió en el perro faldero del modelo económico que desde 1992 mantiene en extrema pobreza a millones de peruanos.

No debiéramos sentir lástima por el que traicionó las expectativas del pueblo, pero también resulta inevitable condolerse por alguien a quien lo trataron sin misericordia, lanzándole lodo a cada momento y desde todo lugar.

Seguramente, Toledo y Humala serán recordados como los presidentes a quienes más insultaron durante sus mandatos, a diferencia del panzón Alan García y del reo Fujimori, a quienes la “gran prensa”, el empresariado y casi todos los partidos políticos, trataron con veneración.

En fin, se va Ollanta Humala, con el mismo gesto del perro apaleado, con el rabo entre las piernas.

Comparte con tus amigos: Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Tags relacionados

Otras Noticias

Deja un comentario

*
  • Carlos Carrillo

    Organizaciones políticas mafiosas pretenden sacar provecho del caso vacunagate

    Que fácil es decir para los golpistas y voceros de organizaciones políticas...

    Yessica Rosario

    Bono de 760 Soles para trabajadores en suspensión perfecta que ganen hasta 2 400 Soles

    El Poder Ejecutivo estableció hoy que las empresas con hasta 100 trabajadores...

    Alberto García

    Feriado Discutible

      Admito que no conozco qué servicio habrán prestado a la humanidad...

    Pavel Valer

    La Casa de la Cultura, tercer año

      La creación de la Casa de la Cultura del Cusco fue...

  • Encuesta

    Vacunagate
    Cómo califica el caso de las vacunagate en el que está involucrado el ex Presidente Martín Vizcarra?
  • Publicidad

Copryright © 2014 | CUSCO EN PORTADA DIARIO DIGITAL| Todos los derechos reservados
Diseñado por SKYNETCUSCO | Diseño de páginas web | Desarrollo de Sistemas | Comercio Electrónico.