¡Envidiosos!

miércoles, 14 diciembre, 2016

¡Envidiosos!

Eso es lo que somos los peruanos. Envidiosos y malagradecidos. Hemos lanzado irreproducibles interjecciones al enterarnos que los señores congresistas recibirán en los próximos días canastas navideñas, vales de consumo y bonificaciones especiales.

Debiéramos protestar mas bien porque sus pobres canastas costarán solamente 920 soles. Y debemos salir a gritar a las calles porque esas modestas canastas contendrán solamente una botella de whisky 12 años, un champagne francés y un vino catalán, además de un panetón en lata, una frasco de aceitunas rellenas de castañas y otras pequeñeces.

¡¡Nuestros congresistas merecen mucho más que eso!!! Es demasiada mezquindad fijarnos en esas pequeñas cosas si sabemos muy bien que nuestros parlamentarios trabajan día y noche, de lunes a domingo, los 365 días del año, que jamás bostezan en el hemiciclo, que presentan proyectos originales que parlamentarios de otros países se copian impunemente, que estudian tratados de lógica aristotélica y no pierden el tiempo mirando revistas con chicas calatas como en otros continentes.

Nuestros padres de la patria son ejemplo de probidad, de trabajo denodado, de honestidad, de pulcritud moral, de tolerancia. Por ejemplo, el día de la interpelación al ministro Saavedra, fue conmovedor ver a los señores congresistas fujimoristas defender los elevados intereses de la patria utilizando adecuadamente las palabras, dirigiéndose con delicadeza al cuestionado ministro, llamando a la concordia y a la convivencia armónica entre todos los peruanos.

Por eso, nuestros legisladores no solo deben recibir esa ridícula canasta de 920 soles. Los panetones en bolsa, los vinos elaborados en San Jerónimo, las galletass animalitos y esas insignificancias son solamente para nosotros, hombres del pueblo, que no tenemos la misma hambre que los señores congresistas.

Alguien debiera tomar la iniciativa de proponer una canasta más contundente para los padres de la patria, incorporando además panecillos elaborados por las monjas del Convento de Santa Catalina, huevitos de picaflor en salsa tártara y, adicionalmente, cada legislador debiera recibir mantos tejidos por las jóvenes solteras de Chinchero, para que los señores congresistas depositen allí sus inmaculados traseros.

Escribe: Alberto García Campana

Comparte con tus amigos: Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Otras Noticias

Deja un comentario

*
  • Carlos Carrillo

    Organizaciones políticas mafiosas pretenden sacar provecho del caso vacunagate

    Que fácil es decir para los golpistas y voceros de organizaciones políticas...

    Yessica Rosario

    Hotel Cusco será local de vacunación contra el Covid-19 para adultos mayores

    La Comuna Central garantizará la adecuación del espacio, mientras que la Red...

    Alberto García

    Feriado Discutible

      Admito que no conozco qué servicio habrán prestado a la humanidad...

    Pavel Valer

    La Casa de la Cultura, tercer año

      La creación de la Casa de la Cultura del Cusco fue...

  • Encuesta

    Vacunagate
    Cómo califica el caso de las vacunagate en el que está involucrado el ex Presidente Martín Vizcarra?
  • Publicidad

Copryright © 2014 | CUSCO EN PORTADA DIARIO DIGITAL| Todos los derechos reservados
Diseñado por SKYNETCUSCO | Diseño de páginas web | Desarrollo de Sistemas | Comercio Electrónico.